GUADRAMIRO EN UNA OBRA DE TORRES VILLARROEL

 

Hay que señalar que el ilustre Diego de Torres Villarroel (1694-1770), que fuera catedrático de la Universidad de Salamanca, así como escritor, poeta, dramaturgo, médico, matemático y sacerdote, llegó a realizar una obra que se ambientaba en Guadramiro y, entre los cuales dos de sus personajes eran el alcalde y la alcaldesa de nuestro pueblo. La obra teatral, que fue representada en el palacio de los Señores de Guadramiro, a la cual nos referimos es la que se expone a continuación con los personajes y diálogos que se detallan:

 

PERSONAS

 

El Alcalde de Guadramiro

La Alcaldesa

Vegas

Lara

Dos Laneros de la calle de el Prior

Dos Laneras

Y Música

 

 

Salen el Alcalde y la Alcaldesa

 

Alcaldesa: No he de cantar con él.

Alcalde: No me alce el grito

Alcaldesa: Que es un mastín, un burro.

Alcalde: Chito, chito, canta moger, y dexa las rencillas, u te echaré el compás a las costillas.

Alcaldesa: Había de llegarme? Por San Pabro?

Alcalde: Canta, y no demos, que cenar al Diabro, porque ya se me apura la pacencia.

Alcaldesa: No quiero consentir tal indecencia, y he estar más reacia, que otro tanto.

Alcalde: Pues haya solfa, ya que no haya canto. (dale)

Alcaldesa: Hai, que me mata mi bestión marido!

 

 

Salen Vegas y Lara

 

Las dos: Qué alboroto es aqueste? Pues qué ha sido?

Alcalde: Decid, que us lo cuente Catalina.

Las dos: Vaya decid, por qué es esta mohina?

Alcaldesa: Ese bruto, bestiaza, ese barbolo.

Alcalde: Habrad bien, o por vida de Bartholo!

Los dos: Ea, dexad las riñas.

Alcalde: Que volveré a solfearte, como hay viñas.

Alcaldesa: Ha dado en la locura rematada,

que no he de cantar sola la tonada,

que a Nostra Ama Isabel, y a su hermosura

mos hizo en Guadramiro el Señor Cura;

y quiere acompañarme el mui villano,

con aquella gorjaza de marrano,

para que con sus voces, y sus gritos

me eche a perder mis dulces gorgoritos.

Vegas: Antes así tu voz, que es peregrina, tendrá más lucimiento, Catalina.

Alcalde: Yo he de cantar, ó, ó

Los dos: Tened más modo.

Alcalde: O se lo ha de llevar el Diabro todo.

Lara: Es preciso, que cedas, y lo dexes,

y en nombre del Lugar tu los cortejes,

convidando a Isabel, y a su marido,

a que gocen los gustos del Egido,

del monte, de la fuente, y del regato,

y salga con su tema el mentecato.

Alcalde: No cantamos?

Lara: Ya va.

Alcalde: Pues haya cuenta.

Alcaldesa: Ea, vamos allá, canta y revienta.

 

 

Cantan a dúo, y bailan.

 

A dúo: Oye, Isabel bellísima,

mira aquestos dos bárbaros,

escucha el metro rústico,

atiende el tono rápido.

Estribillo: Óyeme, mírame,

escúchame, atiéndeme,

tendrás un día clásico.

Dúo: De Encinasola lobrego

somos Alcaldes máximos,

lugar, que tu nombre ínclito

escribe aún en sus álamos.

Estribillo: Óyeme, mírame,

escúchame, atiéndeme,

tendrás un día clásico.

Dúo: Recibe muchos placemes

hoy de todos sus paparos,

y sus buhos horrisonos,

que allí no hay otros paxaros.

Estribillo: Óyeme, mírame,

escúchame, atiéndeme,

tendrás un día clásico.

Dúo: Porque a expresar con júbilos

nuestros festivos ánimos

en tu venida célebre

salimos de sus páramos.

Estribillo: Óyeme, mírame,

escúchame, atiéndeme,

tendrás un día clásico.

 

 

Dentro voces

 

1.Voz: Hemos de entrar

Otro: No se puede.

1.Voz: A los vecinos honrados

no se les niega la puerta,

y habemos de atropellarlo.

Otro: Téngase

Lara: Qué ruido es este?

Vegas: Parece gente del barrio.

Voces: Fuera, fuera.

1.Voz: Yo ya entré.

Otro: Entren con todos los Diablos.

 

 

Salen los Laneros y las Laneras.

 

Lara: Pues qué es esto? A quién buscáis?

1.Lanero: A la señora buscamos, de casa.

Lara: Pues allí está.

1.Lanero: Señora, este desacato perdone Usia, y admita, el rendimiento y agrado.

2.Lanero: Nosotros somos Laneros,

que en la vecindad estamos,

y habiendo sabido el gusto,

y el regocijo extremado,

que tiene Usia en tener

ya con quietud, y descanso

a sus tres hijos en casa,

venimos con todo el barrio,

a darle la enhorabuena,

y traemos estudiado

acá de nuestra cabeza

un bailecito dé el caso.

Vegas: Para fin de la jornada nos viene pintiparado.

Lara: Pues vamos allá, que todos bailaremos, si acertamos.

Alcalde: Mirad que yo he de cantar, o todo lo desbarato.

Unos: Cante también el Alcalde.

Todos: Pues dale, Marica, y vamos.

 

 

Cantanse las dos, o tres Seguidillas, y se da fin.

 

Alcalde: Por volver en jardines nuestros espacios,

de Asturias a este suelo te transplantaron.

Estribillo: Hai, hai, hai, mi pulida Asturiana,

tu eres la flor hermosa de Salamanca.

1.Lanera: No hay que envidiar de Chipre

fragrante pompa,

que aquí vierte Amaltea

toda su copia.

Estribillo: Hai, hai, hai, mi pulida Asturiana,

tu eres la flor hermosa de Salamanca.

2.Laneras: No estrañes el idioma culto, que es fuerza,

que hablando de ti, hablemos mil Primaveras.

Estribillo: Hai, hai, hai, mi pulida Asturiana,

tu eres la flor hermosa de Salamanca.

Todos: Finalícese el baile,

mas prometemos

que aunque él se finalice,

no los afectos.

Estribillo: Hai, hai, hai, mi pulida Asturiana,

tu eres la flor hermosa de Salamanca.

 

 

Contacto

GUADRAMIRO WEB Teléfonos: +34 625178816
+34.635070249
e-mail:
laantanica@gmail.com
Asociación Cultural La Antanica - Guadramiro