SAN CRISTÓBAL 2021

cartel-FIESTAS.jpg
 
 
 

10 de Julio de 2021. San Cristóbal, Guadramiro.

Este año el 10, día del patrón, coincidía con el día grande de las fiestas. Siempre lo pasamos al fin de semana más cercano, pero este año no hacía falta; estaba clavado, el sábado. Sincronizado como el mejor reloj suizo.

 Sin embargo, faltaban otros aspectos, como la normalidad de años atrás.

Después de suspender las fiestas de 2020, en un año marcado por la pandemia mundial y después de 18 meses de miedo y restricciones seguíamos con cierta incertidumbre.

 

A falta de tres semanas y viendo la trayectoria descendente que experimentaban los contagios en España y nuestra comunidad, con un alto porcentaje de vacunados; el Ayuntamiento decidió hacer un programa cultural moderado. Pequeñas actividades que no reunieran grandes aglomeraciones y que no incitaran a venir gente de otros pueblos de la comarca.

Algo para el pueblo y los del pueblo y todos los que tenemos que ver con Guadramiro. Dentro de la ley, de lo que se permitiera en ese momento.

Teníamos el ejemplo de varias localidades cercanas, las cuales, ya habían celebrado sus fiestas con actividades similares a lo planteado, sin ningún tipo de problema: San Isidro en Lumbrales, los Corpus en Vitigudino, Monleras… San Juan en Hinojosa o la Cabeza de Framontanos. San Pedro en el Villar…

 

Aunque no eran las fiestas de antaño, siempre hay muchas cosas en que pensar, sobre todo desde el Ayuntamiento. También desde la Cofradía o  Mayordomos, entrante y saliente. Desde el bar…

Otra cosa que se llevó la pandemia fue el bar. Guadramiro sigue sin bar, lugar de reunión y donde socializar; punto imprescindible en el ámbito rural. El cierre del bar es la puntilla para que un pueblo acabe de morir. Si bien; estos días si tuvimos bar. Se ofreció a ponerlo Nieves, para el bien de todos, con una amplia terraza en nuestra bonita Plaza Mayor.

Las peñas nada; dos días antes, la ley dijo que cerradas. Guadramiro tampoco es muy “peñero, por lo que no repercutió mucho. Es curioso ver pueblos como el nuestro o incluso más pequeños, que tienen el doble o el triple de peñas. La gente se une, socializa, se compran sus camisetas a color conjuntadas, los más mayores incluso con pañoleta al cuello. Adecentan un lugar de reunión y lo hacen tradición. Así se refleja también en los más pequeños; apenas salidos los dientes, cada cual tiene su grupo y con orgullo disfruta más de su pueblo.

Por aquí somos más individualistas, y claro, luego se refleja en que volvemos menos al pueblo. Y eso se nota paseando por sus calles y en los tejados. Es imprescindible crear esos lazos de unión que nos sigan acercando en la distancia y limen diferencias. Con toda la descendencia de niños que tenemos, algo deberíamos hacer, cambiar y transmitirles. A ver si de una vez por todas, logramos mirar y remar todos en la misma dirección.

 

Volviendo a los preparativos, siempre hay mucho trabajo detrás de las cosas. Algo tan sencillo como ver las calles limpias, conllevaba mucho sudor, en este caso de Javi, el trabajador del Ayuntamiento. El mantenimiento del pueblo tiene su coste y cada vez somos menos los que contribuimos y ayudamos en ello. El padrón sigue bajando. Y generalmente los que más piden son los que menos auxilian.

Está bien pedir, eso significa que nos importa nuestro pueblo, pero seguramente todos podemos aportar muchas cosas a parte de pedir.

Este año la merienda se dio solo a empadronados. No podemos repartir por mensajería a todos los guadramirenses que viven por el mundo. Siempre nos dejaríamos a alguno y como es normal alguno se enfadaría. Desde los que están en Viti a los que residen en Logroño.  El año pasado llegaron a pedir su hornazo desde Madrid y la ración de paella desde Murcia. Es normal, con lo bueno que esta nuestro hornazo de Salamanca.

Esperamos que pronto todo vuelva a la normalidad y las meriendas las disfrutemos todos juntos en armonía, en los merenderos del frontón, en la plaza, las escuelas o en el toral…

 

Dejando todas estas reflexiones, cargadas de buena intención, volvemos al viernes de las fiestas…

 

La plaza y algunas calles engalanadas con banderines. Haya más fiesta o menos, recordando que es una fecha especial para esta vieja villa. La festividad de Nuestro Gigante Patrón, San Cristóbal. Talla imponente, reflejo de la grandeza que alcanzó Guadramiro. Hoy presidiendo la única ermita que logramos conservar, de las cuatro que tuvimos.

Tallado por Lucas Mitata sobre un nogal negro allá por 1585, algunos visitantes, hoy, cuestionan su antigüedad, tras su última restauración. Esperemos que manos más expertas, algún día, le devuelvan su verdadera esencia.

Mientras tanto la Cofradía vela por su cuidado y el de la ermita. Los mayordomos, tanto jueves como viernes, limpian y embellecen con flores la ermita. Suben más bancos desde la iglesia para aumentar la capacidad de asientos.

 Así queda lista para recibir a los hijos de Guadramiro, como cada año, en este mes caluroso de Julio. Entretanto van llegando más vecinos a pasar unos días. Se abren muchas casas. Los barrios cobran algo más de vida.

En la plaza montan el bar, también el escenario, con su pancarta de Guadramiro. El Ayuntamiento con el balcón bien vestido. Berna, el alcalde y sus concejales ultiman detalles, con la siempre ayuda de Luisa, nuestra otra trabajadora. Se traen, colocan y limpian las sillas para ver las actuaciones.

 

Y así llegamos al comienzo de la programación. Este año, sin pregonero; y ya van dos años.

 A las once y media comenzaba el monólogo de Alberto “Cabrillas”. La gente repartida por la plaza; unos en la terraza del bar, otros en las sillas del Ayuntamiento, otros en los bancos o soportales, con mascarilla cuando hay que mantener distancia o precaución… entre historietas de pueblo y carcajadas la noche fue avanzando al son del “monologuista” de Cabrillas.

Por unos momentos, los asistentes se olvidaron de los informativos televisivos y disfrutaron de una noche diferente. Finalizada la actuación, algunos continuaron en las terrazas del bar hasta las dos de la mañana, hora de cierre.

 

Amanecía el sábado con mucho calor. A las once el tamboril se echaba a la calle. Continuaba el repique de las campanas de la torre. Los tamborileros locales iban en busca de Florencio, el mayordomo. En comitiva subían hacía la ermita; esta vez bajo el repique de las campanas de la ermita, que hacían sonar Andrés José y José Gabriel.

La cofradía y los asistentes se reunían bajo la sombra de la torre-espadaña junto a la entrada. Otros iban cogiendo sitio.

A las 12 comenzaba la misa dirigida por D. Pablo, bajo los coros del grupo folclórico La Corrobla, junto con el tamboril de Diego, Albert y Bustos amenizaban una bonita misa charra. Al frente de la vara y de la cofradía el Mayordomo, Florencio Vicente Torres.

Tras los actos religiosos, y después del emocionante himno a San Cristobal, especialmente dirigido por la cuidada voz de Juan y Espe, comenzaba la tradicional bendición de coches.

Una larga fila de coches en el teso de Nuestra Señora que casi llegaba a la Cruz Alta, esperaba su turno. Coches, furgones y furgonetas, algún descapotable, bicicletas…

Siempre nos sorprendemos por la originalidad de los participantes. Los más pequeños también fueron protagonistas, con sus “tractoritos”. Ejemplos como Omar, Jesús, Santi o Leo bendijeron sus juguetes.

Concluido el desfile, todos en pasacalles se dirigían a la Plaza Mayor al ritmo de tamboril.

Allí esperaba nuevamente el grupo de folclore La Corrobla, para amenizar con nuestra música y baile tradicional, una mañana de mucho calor. Los espectadores, gracias al bar de Nieves, se refrescaban, bajo la sombra de los soportales de la plaza y las sombrillas de la terraza, mientras charlaban y observaban la actuación. Juan y Diego presentaron una bonita canción de Guadramiro, compuesta entre ellos dos y Albert.

Finalizada esta, todos a comer y después, una merecida siesta, para reponer fuerzas para la tarde y noche.

 

A las 19:00 horas, con 31 grados a la sombra, comenzaba un buen partido de pelota a mano en el frontón, por grandes profesionales del País Vasco y La Rioja: Astiz y Rubén frente a Maiz y Sancho.

Astiz y Rubén se impusieron con un apretado marcador (32-31), después de varias prórrogas, en un vibrante encuentro que disfrutaron los aficionados asistentes.

Enseguida la gente subió a la plaza a tomarse algo en la terraza de Nieves, para amainar el calor, mientras Gabriel Calvo y su grupo montaban y ensayaban para la actuación de la noche.

¡Da gusto ver como la plaza acoge un bar y su terraza! Espaciosa, bonita, … orgullo de todos los guadramirenses, donde corretean los niños a la vista de sus mayores. Muchos pudimos comprobar que sería el lugar ideal para la ubicación y disfrute de un supuesto bar. De momento solo fue un breve espejismo, pero por el periodo de tres días, también una realidad.

 

En la noche, de nuevo, a las 23:30 comenzaba otra actuación. Gabriel Calvo y su famosa retahíla. La gente repartida por toda la plaza, con una temperatura que invitaba a disfrutar. Niños, jóvenes y mayores, todos en armonía, gozando de la actuación, la noche y la reunión casi familiar. Buena actuación del grupo. De principio a fin conectando con los asistentes. Realmente estos momentos hacen pueblo.

Otros años, en las verbenas, nos invaden cientos y miles de personas. Es bonito que vengan a conocer Guadramiro, y que se llene la plaza y las calles, pero también tiene sus inconvenientes. Por unos momentos, parece que nos invaden, y los propios vecinos sienten que nos absorben el sitio. Te llegas a sentir “forastero” en tu propio pueblo.

 

Llegado el domingo, este año se celebró la misa de Cofrades a las 13 horas. Entrega de varas, recibiéndola, para este año como Mayordomo, Ignacio Santiago. Tras la misa a tomarse un vermú.

Por la tarde la plaza se llenaba de niños. Era la hora de los carretones. Carreras pa´alla, carreras pa´aca… chorros de agua para pasar mejor el calor. Unos capotazos en una improvisada plaza hinchable. Por momentos, la plaza llena de vida. Y los niños y no tan niños se lo pasaron en grande unos con otros.

 

Por tercer día consecutivo, la actuación nocturna comenzaba a las 23.30. Nos esperaba “la Cordobesa”. A ritmo de música española iniciaba su recital. Esta noche estaba más fría, si bien, las risas del personal calentaron un poco el ambiente. Noche muy entretenida con el show de la Cordobesa. Siempre invitando a participar a los asistentes. El colofón llegó con Julián vestido de torero emulando aquella “vaca la manta” de antaño. ¡qué buena risa pasamos con la charlotada que nos tenía improvisada la Cordobesa!

 

Y con este buen sabor de boca final, concluyeron las fiestas de San Cristóbal 2021. Diferentes pero entretenidas.  Por y para los del pueblo.

Gracias a todos por vuestra participación, asistencia, colaboración y cooperación, este año además añadiendo la precuación.

Esperamos que las próximas se puedan celebrar con total normalidad. Un año más nos despedimos con un VIVA muy fuerte: VIVA GUADRAMIRO!!!!!

 

Asociación Cultural La Antanica

Queremos también agradecer al periódico LAS ARRIBES AL DÍA, en especial a Miguel Corral, por su excelente seguimiento de las fiestas y por permitirnos publicar algunas de sus fotografías. Así como darle la enhorabuena por luchar, desde siempre, por el bien de esta comarca.

 

222454124-1025189374907612-7820765188534277295-n.jpg

218028489-544729439903091-628758010146947066-n.jpg

222585288-356376262665332-5957872818093688897-n.jpg221103821-852316045659549-5118497088073541873-n.jpg

224136427-211010524363463-963151662519631346-n.jpg

223551783-824319954886671-3360600445833238003-n.jpg

222462620-504798547278515-738298254472102749-n.jpg

222704321-514997269570833-4186181880495359906-n.jpg

222664198-1746433869021705-8513756092594794016-n.jpgdd.jpg

 

 

186210324-329400018791915-2151483032709750509-n.jpg

223385215-213724567324046-8354517256674501196-n.jpg

222730255-300259518563222-1488147622671452927-n.jpg

222316543-512133903429048-8313542462618199523-n.jpg

222244702-181442200633582-2679750421073007204-n.jpg

222357438-193435482744928-3008495625374521682-n.jpg

222304704-269559541639754-953519039271734304-n.jpg

223425873-4802953409719782-7170490889866852177-n.jpg

221691777-344909247314848-579373219957164548-n.jpg

222028059-147871130761030-5842593894498920302-n.jpg

222692904-863845940928757-6044434707164236548-n.jpg

222648002-792160711429907-9177549302716362143-n.jpg

222381354-878344506109860-8792770949394589935-n.jpg

222781936-546770479794718-3828646394123715504-n.jpg

223344578-250533856617282-620666014424023789-n.jpg

DSC-5846.jpg

222515939-611009120285713-3783662231103728699-n.jpg223819549-2905522529766146-8514861012330325972-n.jpg

218949826-1499860570354449-2867433153639461154-n.jpg

 

222704321-451932722444586-9166056229402853784-n.jpg

 

223565663-943694772861942-2581126553480448773-n.jpg

222825087-618382709551988-7043413095152073260-n.jpg

223394334-849838699295407-5996373466366844823-n.jpg

227461845-519421959289216-2699273037177634462-n.jpg

223164524-1107994493058822-5271335264559009034-n.jpg

222503888-398261311727132-3320701435086857175-n.jpg

214373004-510851583467685-3695876280116654604-n.jpg

222516011-805072357041577-3010757493120826762-n.jpg222712320-826845884638158-7897688951693172906-n.jpg

222381370-799675660734229-7527339504271879008-n.jpg

222508838-218868190241136-4927428111485779031-n.jpg

221464413-1047879072616534-8496300656479073356-n.jpg

222134393-4257746464292901-5500824840040835917-n.jpg

222150619-361613775532688-3356429682986758550-n.jpg

222516011-805072357041577-3010757493120826762-n.jpg

222141431-4411956422200815-7864585007287067943-n.jpg

220678585-2972462473080761-5883688920440387744-n.jpg

222846951-4556942444339891-7305591412635853690-n.jpg

222841308-4121750347900482-156359864703215286-n.jpg

222841308-4121750347900482-156359864703215286-n.jpg

222381359-1407834846266473-8153510032917379071-n.jpg

218239796-571472254011810-6903310212343958054-n.jpg

221248679-330002192189189-444799879028821676-n.jpg

222535128-1887983531370656-2374758597412634317-n.jpg

 

223015591-4381964235176397-3384937889981934011-n.jpg

222569636-1247881262318785-8875260208587757027-n.jpg

222304698-214866093975908-5153823571968135932-n.jpg

222014874-258456829006801-1580631187720907579-n.jpg

222402387-538754974233624-2399967753478962372-n.jpg222381308-341006740824900-4330236401562324116-n.jpgFIMI-Drone-Camera.jpg

DSC-5465.jpg

218133300-351471056579815-7059963236125509650-n.jpg

 

 

 

 

 

Contacto

GUADRAMIRO WEB Teléfonos: +34 625178816
+34.635070249
e-mail:
laantanica@gmail.com
Asociación Cultural La Antanica - Guadramiro